¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Quito

  • La segunda capital más alta de Sudamérica a 2.800 msnm (9,400 pies)

    Con una población de dos millones de habitantes, está situada en un valle largo y angosto, al pie del monte Pichincha por el oeste y una cadena menor de montañas andinas por el este. Aunque está solamente 24 kms al sur de la Línea Equinoccial, tiene un clima primaveral debido a su altura. En días soleados, la temperatura puede llegar a 26° C, pero la normal es entre 21-25°C. Las noches son frescas y la temperatura oscila entre 10-15° C.

Guayaquil

  • Centro comercial e industrial del país, es la ciudad más poblada del Ecuador - dos millones y medio de habitantes.

    Es un puerto dinámico, salpicado de ritmos tropicales y de gente extrovertida. La temperatura oscila entre 24°C y 32°C. A partir de los años 90, Guayaquil ha entrado en una etapa de constante renovación. Con el esfuerzo de las últimas administraciones municipales, se está transformando en un destino turístico atractivo para personas nacionales y extranjeras. Se han mejorado la infraestructura y los servicios. Como atracciones especiales mencionamos al Malecón 2000, que ofrece paseos marítimos a lo largo del Río Guayas, hermosos jardines, restaurantes, fuentes, conciertos al aire libre y el Museo de Antropología y Arte Contemporáneo.

Cuenca

  • La tercera ciudad ecuatoriana en importancia, se caracteriza por tener un clima primaveral

    Está situada en el valle de Pucarambamba, en la Sierra sur del país. Su gran encanto se debe a que ha preservado su pintoresco estilo colonial. Cuenca es una ciudad cultural por excelencia; se la conoce como la Atenas del Ecuador. Tradicionalmente, los cuencanos se han destacado en todas las formas de arte, entre otras, la literatura, música, diseño, arquitectura y artesanías -tejidos, cerámica, joyería, artículos de cuero, madera y sombreros de paja toquilla, mal llamados sombreros de Panamá.

Grandes ciudades – Grandes retos

El final de la década de los 60’s se caracterizó por ser el comienzo de una masiva migración desde las áreas rurales hasta las ciudades del país, especialmente Quito y Guayaquil, en busca de trabajo. Este movimiento de gente ha causado cambios en las grandes ciudades y la proliferación de barrios marginales. El problema es aún más evidente con el fenómeno migratorio a países como España y Estados Unidos. Un aspecto preocupante de las grandes ciudades es la presencia de niños trabajadores de la calle, vendiendo dulces, flores, frutas, limpiando zapatos o, simplemente, pidiendo dinero. Las administraciones dedican esfuerzo a la atención de esta población marginal; hay ONG´s y fundaciones que también trabajan para mejorar la vida y el futuro de este sector de la sociedad. Muchos niños que viven en la calle, provienen de hogares deshechos o con violencia doméstica; necesitan seguridad, afecto, saber lo que es jugar, estímulo y motivación. Varias organizaciones de voluntariado se han creado para aliviar las duras condiciones en las que se desenvuelven.

Últimas Noticias

VER TODOS -
SUBIR